Se ve mejor con letra Augie
Luces de bengala:

Israfel
Amargánth, Phantásien

Toco, canto, pateo gente (no, no bailo), escribo cuentos, dibujo feo y hago explotar cosas. "...y, más que un hombre al uso que sabe su doctrina, soy, en el buen sentido de la palabra, bueno..." ("Retrato", Antonio Machado)
Ver mi perfil completo

Graphics

adopt your own virtual pet!
I am nerdier than 99% of all people. Are you a nerd? Click here to find out!

7/09/2007

Verdad



Bueno. Este post es denso. Llevo un rato escribiéndolo, de a una o dos palabras a la vez, pero decidí que era necesario publicarlo antes de seguir con otras cosas en la serie de ética y filosofía.

Y es que no es cualquier trivialidad hablar de esto. De hecho es la base sobre la que se basa TODO de lo que podamos hablar. It's the question that drives us. You know the question, just as I did.




What is the matrix?





Ah no ¿verdad?. La pregunta es: ¿Qué es la verdad?

Según Santo Tomás de Aquino, de sabida influencia aristotélica: veritas est adæquatio intellectus et rei. Es decir, "La verdad es la adecuación del intelecto y las cosas". Esta visión de la verdad es conocida como teoría de correspondencia.

Suena razonable. Para algunos, para otros no. Emmanuel Kant hace notar que el conocimiento de las cosas, para ser verdadero, requiere acordar con las cosas en sí. Pero dado que el objeto es externo a uno, sólo se puede acceder al conocimiento del objeto, y en consecuencia lo único que se puede juzgar es si el conocimiento del objeto coincide con el conocimiento del objeto. Este tipo de argumento se denomina dialelo, es decir un argumento redundante.

Desde un punto de vista metafísico, la verdad puede clasificarse de acuerdo a su objetividad y a su relatividad. El subjetivismo afirma que la verdad o falsedad de cualquier proposición depende, al menos parcialmente, en lo que creemos. Por el contrario, el objetivismo sostiene que la verdad es independiente de nuestras creencias (exceptuando por supuesto las proposiciones relacionadas con nuestras creencias).

En cuanto a su relatividad, las verdades relativas son aquellas proposiciones que son ciertas en un determinado marco de referencia, por ejemplo 1 + 1 = 10.

Por su parte las verdades absolutas son aquellas que son ciertas en cualquier momento o lugar, independientemente del lugar o el tiempo.

Y para que vean qué tan complicada puede ser la verdad:

Estoy mintiendo ahora.

Hasta ahora he hablado de la verdad en un sentido lógico y filosófico, pero era necesario para poder hablar de ella en un sentido ético. Pero de eso, luego hablamos.

Veritas vos liberabit. Alere Flammam veritatis.

Labels:

15 comentarios:

Blogger Israfel said...

Originalmente, iba con música de fondo "The eyes of truth" de Enigma, pero como mediamax tuvo a bien DEJAR DE SERVIR, alegando "pequeñas fallas técnicas" que hacen que el servicio simplemente no funcione, pues entonces se la imaginan. Y si alguien sabe de algún otro servicio que me permita alojar y compartir mi musiquita (que no sea una de esas fucking jukeboxes que me cagan), pues me avisan.

7/10/2007 04:59:00 pm  


Blogger Pequeña Saltamontes said...

Demasiado profundo para mi intelecto...

Lo leeré unas 500 veces a ver si entiendo algo :P

Saludos, besos, abrazos y sonrisas.

7/10/2007 04:59:00 pm  


Blogger Pequeña Saltamontes said...

¡Me encanta "The eyes of truth"!

Me trae recuerdos cadenciosos, relacionados con el momento más erótico de mi vida, jiji...

Saludos, besos, abrazos y sonrisas.

7/10/2007 05:01:00 pm  


Blogger Pequeña Saltamontes said...

Quizá debería pensar antes de comentar para no poner tantos comentarios :P

Me ha parecido curioso eso de la teoría de correspondencia.

Me recordó algo que nos contó un maestro sobre el cómo aprendemos a contar.

7/10/2007 05:03:00 pm  


Blogger Vagancianet said...

El segundo comentario de pequeña saltamontes hará que no vuelva a escuchar esa canción de la misma forma.


Qué rico...

7/10/2007 06:16:00 pm  


Blogger Maquiavélica said...

la verdad es q me gusta su blog¡¡¡
niño me gusta como analizas estas palabras q pensamos q son muy comunes pero luego son tan complicadas q las màs complicadas¡¡
besitos maquiavelicos

7/11/2007 12:18:00 pm  


Blogger la paтana ® said...

la verdad es...............










ZzZz


el premio que está en el fondo de tu botella de frutsi! XD

7/12/2007 01:40:00 am  


Blogger Sánchez Villa said...

En verdad me gusta tu blog. El artículo es muy bueno. ¡Un saludo!

7/12/2007 06:28:00 pm  


Blogger Sandra Becerril said...

Por ahí hay un cuento de Alvaro Enrigue que habla de un hombre que miente tanto, que inventó que tenía amantes a su esposa, inventó que tenía una esposa y esto también era mentira...

Por cierto ese símbolo que pusiste, es igual a uno que tengo en la cintura por ahí perdido...

besos

7/12/2007 08:18:00 pm  


Blogger Mar said...

Ay, no, no. Esto de la verdad con tintes filosóficos kantenianos y demás siempre me ha resultado difícil de entender.

"La verdad os hará libres" es el lema de la universidad de Guanajuato y siempre lo he odiado. Nada más complicado que encontrar un concepto sobre la verdad.

7/12/2007 09:47:00 pm  


Blogger Israfel said...

Mimí: Right on. O;P
Y no te apures, no cobro por comentario.

Lennon: ¿A poco no es Enigma la música idónea para aquellos fines?

Susi: La verdad es que a mí también me gusta el suyo, incluso siendo tan rosa.
BTW, me recontrapuede que me hablen de "Ud."

Joey: Chingo. Ah, ya no ¿verdad? La verdad jamás me salió un premio en un frutsi, dejé de ingerirlos hace alrededor de 20 años.

Sánchez Villa: Muchas gracias, BTW deje su nombre, llamar a la gente por su apellido me incomoda tanto como que me hablen de "Ud."

Sandra: Ese símbolo es el kanji (luego hablamos de eso) que representa la verdad.
Uy, yo quiero una mujer como tú, que tenga la verdad en la piel, tatuada en su cintura...

Mar: Ya sé, por eso advertí que era denso. Y ¿Por qué odias a la UG? Yo la adoro (por eso lo puse).

7/12/2007 10:30:00 pm  


Blogger la paтana ® said...

ah no mameees pero habian frutsis hace 20???


chaaaalee

7/14/2007 02:26:00 am  


Blogger Israfel said...

Joey: Pues sí había (bien que te acuerdas, ¿Pa' qué te haces?) Y era junto con el gansito marinela una de las tres comidas diarias. Y me acuerdo que me alcanzaba con una monedita de $500.00. O que te comprabas chicles con una moneda de $50.00.

Eso era, claro, hasta que visité la planta donde los producían. El horror... Nunca más pude volver a ingerirlos.

7/15/2007 01:44:00 am  


Blogger MAR said...

ESTE TEMA ME GUSTO DA TANTO PARA CONVERSAR, PARA PENSAR, BUEN BLOG TE FELICITO.
MAR

7/17/2007 01:29:00 am  


Blogger Pequeña Saltamontes said...

Estoy mintiendo ahora.

Apenas lo entendí.

Jajaja...

Saludos, besos, abrazos y sonrisas.

Atte: Mimí la diáfana.

9/28/2007 09:32:00 pm  



Retroaliméntame: Deja tu comentario

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Inicio